Compartamos un mundo de colores y sensaciones

Minuto Pinturerías le ofrece una sección exclusiva con tips de interés, consejos a la hora de pintar, tendencias y muchos datos que le serán útiles a la hora de pintar.

07 de Junio de 2013

Algunas ilusiones ópticas para ampliar un espacio pequeño

Como por arte de magia puedes cambiar tu habitación... sin cambiarlo. Te contamos algunos trucos visuales para conseguir que un espacio se vea más grande, más luminoso, o más alto.

Consigue que la luz se multiplique: Con más luz, tu salón se percibirá más vivo y estimulante, y también más grande.

Y si juegas con el contraste y con la sombra, puedes incrementar la luminosidad, sin añadir luz. Para que lo claro se perciba más claro y brillante, basta colorear lo que haya a su alrededor. Lo demostró el profesor de ciencias de la Visión  Edward H. Adelson con su teoría "ilusión de contraste de claridad". La lección es sencilla: lo luminoso emite más luz añadiendo cierta sombra.

Para aplicar efecto a tu habitación, puedes pintar las aberturas de las ventanas de color blanco, y la pared de esas ventanas algo más oscura. De este modo, la luz que entra por el ventanal se potencia e intensifica al enmascararse con una sombra.

 


 

Adelgazá con rayas horizontales:

Peter Thompson, un psicólogo experto en percepción de la Universidad de York (Reino Unido), confirmó en 2008 que, a diferencia de lo que se cree, son las rayas horizontales, y no las verticales, las que estilizan los espacios y los cuerpos. En 1860 ya lo había descubierto el físico alemán Hermann von Helmholtz, con la ilusión de los cuadrados. Para ese efecto, tomó cuadrados de igual dimensión en cuyo interior dibujó rayas paralelas del mismo ancho y separación entre sí. Y observó que el cuadrado con líneas horizontales se percibía como más alto y estilizado.

Así que si queres que una pared parezca más alta, pinta líneas horizontales. Si la deseas mas ancha, pintá líneas verticales.

 


 

Crea sensación de perspectiva: Para crear profundidad, el truco consiste en sugerir distancias.

El cerebro sabe que los objetos que están más lejos se ven más claros y con menos detalles (o sea, más difuminados). Este efecto se conoce como "gradiente de texturas" y se debe a las investigaciones realizadas por el psicologo norteamericano James J. Gibson durante la segunda Guerra Mundial.

¿Por qué no aplicar esta ilusión para incrementar la perspectiva de tus habitaciones? Basta decorar la pared o los muebles que quieres percibir más lejanos con tonos suaves y lisos. Y viceversa: incluye texturas en lo que deseas "acercar". Para potenciar la perspectiva, no dejes que ningun mueble obstaculice la percepción global del espacio. Para el cerebro, un espacio vacío, como un cielo despejado, implica lejanía. Por eso es también muy importante potenciar las vistas. Deja libre el espacio a las ventanas y abre las cortinas, para que la mirada no encuentre obstáculos y se dirija, casi inconscientemente, al exterior.

 


 

Haz que parezca más grande: Un espacio puede verse más grande de lo que es.

Así que, para que un espacio pequeño se perciba grande, equipalo con muebles de pequeño formato.

Además, ten en cuenta que si un punto focal, un living, aunque sea amplio o tenga asientos cómodos, tiene poco equilibrio. Puedes convertir el sofá en el punto focal de la sala, rodeándolo de asientos más pequeños. Tu salón no se verá más amplio, pero te resultará más agradable.

 


 

Separa ambientes sin dividirlos:

En departamentos pequeños el living suele compartir espacio con el comedor e incluso con un rincón de la cocina. Para percibir el espacio ordenado y ganar sensación de amplitud, se puede aplicar la ilusión del tríangulo de Kanizsa. Como investigó este psicólogo italiano a principios del siglo XX, basta con imaginar un triángulo (o un cuadro, un rectángulo...) en el salón y ubicar un mueble en cada uno de sus vértices. El cerebro cerrará la figura geométrica de manera inconsciente y podrás separar la zona de estar del rincón de lectura o del comedor, sin establecer divisiones reales (que siempre reducen la amplitud).

Para ganasr más orden, juega con parejas de muebles que creen simetría.